ETS: ¿Cómo se contrae una?

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden transmitirse de persona a persona a través de varios tipos de contacto sexual.

En lugar de utilizar el término más antiguo, enfermedades de transmisión sexual (ETS), los médicos ahora tienden a referirse a las "ITS".

Las ITS comúnmente se transmiten a través del sexo del pene y la vagina, pero también pueden transmitirse a través del sexo anal, el sexo oral y, en raras ocasiones, los besos con la boca abierta.

Las ITS son muy comunes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que en 2018, hubo más de 2 millones de casos de ITS.

Es posible que algunas personas no experimenten más que síntomas leves. Es posible que una persona no sepa que tiene una ITS.

Los adultos sexualmente activos deben someterse a pruebas periódicas de detección de ITS para mantener las tasas de transmisión lo más bajas posible. Cuanto más sepa una persona sobre las ITS, mejor preparada estará para la prevención.

En este artículo, obtenga más información sobre algunas ITS comunes, incluida la transmisión, los procedimientos de prueba y las opciones de tratamiento.

ETS comunes

Varios tipos de contacto sexual pueden transmitir una ITS.

El sexo, el origen étnico y la edad de una persona no la hacen más o menos propensa a contraer una ITS. Cualquiera que sea sexualmente activo corre el riesgo de desarrollar este tipo de infección.

Algunas ITS comunes incluyen:

  • gonorrea
  • virus del papiloma humano (VPH)
  • clamidia
  • sífilis
  • herpes
  • hepatitis B
  • enfermedad inflamatoria pélvica (EPI)
  • VIH
  • cangrejos o piojos púbicos
  • molusco contagioso
  • sarna
  • tricomoniasis

Los síntomas, las causas, los factores de riesgo y los tratamientos varían según el tipo de ITS.

Obtenga más información sobre las ITS comunes con esta guía de síntomas.

Transmisión

Las ITS pueden transmitirse a través de:

  • contacto directo con una lesión o llaga
  • contacto personal cercano, en el caso de piojos púbicos
  • exposición a sangre que contiene el agente infeccioso
  • contacto con fluido vaginal o semen
  • el intercambio de agujas

Hay tres categorías de ITS:

  • bacteriano
  • viral
  • parásito

Varios fluidos corporales, como las secreciones vaginales, el semen, la saliva y la sangre, contienen las bacterias o los virus involucrados. En algunos casos, una persona puede contraer una ITS al entrar en contacto directo con el líquido que contiene la bacteria o el virus.

Para evitar el contacto con este líquido durante el sexo oral, anal o vaginal, use condones o protectores dentales.

Otras ITS, como el herpes, pueden transmitirse a través del contacto directo de piel a piel, como a través del sexo oral, anal o vaginal. Puede transmitirse de la boca a los genitales, por ejemplo, durante el sexo oral.

Las ITS como el VIH y la hepatitis pueden transmitirse a través del contacto con sangre infectada, cuando las parejas sexuales tienen llagas abiertas, por ejemplo, o cuando las personas comparten agujas.

Las ITS parasitarias, como los piojos púbicos, pueden transmitirse a través del contacto personal cercano, pasando del vello púbico de una persona al de otra. También pueden transmitir a través de sábanas o ropa que haya estado cerca del vello púbico de una persona.

Obtenga más información sobre las ITS y el sexo oral aquí.

Factores de riesgo y prevención

Varios factores pueden aumentar el riesgo de contraer una ITS y es importante evitarlos.

Para prevenir la transmisión de ITS, intente:

  • Usar un condón o un protector dental: estos pueden reducir en gran medida el riesgo de contacto directo con una lesión o líquido que transporta un agente infeccioso.
  • Uso de lubricantes a base de agua: los lubricantes a base de aceite pueden hacer que los condones se rompan.
  • Someterse a pruebas de ITS: las pruebas periódicas son importantes, especialmente antes de tener relaciones sexuales con una nueva pareja.
  • Recibir vacunas: Tener vacunas que protejan contra afecciones como la hepatitis y el VPH es una buena idea.
  • Evitar el consumo de drogas y alcohol: estas sustancias pueden aumentar la probabilidad de comportamientos de riesgo desde el punto de vista de la salud.
  • Tomar precauciones adicionales o evitar las relaciones sexuales con personas que usan drogas inyectables: una persona que usa drogas inyectadas puede tener más probabilidades de tener ITS como el VIH o la hepatitis.

También vale la pena señalar que el riesgo de ITS aumenta con la cantidad de parejas sexuales. Una persona que solo tiene relaciones sexuales con una pareja sexual igualmente exclusiva tiene un riesgo menor de contraer estas infecciones.

Tomar las precauciones enumeradas anteriormente puede reducir el riesgo de transmitir o contraer ITS, pero no son garantía.

Es importante hablar con una persona sobre su historial sexual antes de tener relaciones sexuales con ella. Puede ser una buena idea que las nuevas parejas se sometan a pruebas antes de comenzar a tener relaciones sexuales.

Pruebas

Someterse a pruebas de detección de ITS es una buena idea para cualquier persona que tenga:

  • una nueva pareja sexual
  • tuvo relaciones sexuales con múltiples parejas
  • cualquier síntoma de una ITS

Sin embargo, vale la pena señalar que ninguna prueba de ITS es completamente precisa. Además, no hay pruebas disponibles para ciertas ITS y algunas personas con estas infecciones no desarrollan síntomas o lo hacen solo después de un período prolongado.

Cualquiera que piense que puede tener una ITS debe hacerse una prueba. Si los resultados son negativos, es una buena idea volver a realizar la prueba pronto.

Para detectar una ITS, un médico puede examinar:

  • sangre
  • orina
  • otros fluidos

Tratamiento

El mejor curso de tratamiento depende del tipo de ITS. El tratamiento puede aliviar los síntomas, evitar que reaparezcan o curar la infección.

Es importante recordar que una ITS puede transmitirse a una pareja durante el tratamiento.

Algunos tratamientos comunes incluyen:

  • Antibióticos: tratan las ITS bacterianas, como clamidia, gonorrea, sífilis y tricomoniasis. Las personas con estas infecciones deben completar el ciclo completo de antibióticos y evitar tener relaciones sexuales hasta que se complete el tratamiento.
  • Medicamentos antivirales: tratan infecciones como el herpes y el VIH al prevenir brotes, y algunos pueden suprimir el VIH de por vida. Sin embargo, aún es posible transmitir estas ITS a una pareja, por lo que tomar precauciones es clave.
  • Lociones y cremas: pueden tratar los piojos púbicos y ayudar a aliviar los síntomas de las llagas.

Cualquier persona que pueda tener una ITS debe comunicarse con un médico. La mayoría de las ITS requieren tratamiento con receta. Es importante seguir todas las pautas con respecto al tratamiento y tomar las medidas necesarias para prevenir la transmisión.

Complicaciones

Alguien con una ITS que no recibe un tratamiento eficaz puede desarrollar:

  • complicaciones del embarazo
  • PID
  • dolor pélvico
  • enfermedad del corazón
  • inflamación del ojo
  • artritis
  • esterilidad
  • ciertos cánceres

La mejor manera de prevenir complicaciones es someterse a pruebas y recibir el tratamiento necesario temprano.

Resumen

Las ITS se transmiten a través de algunos fluidos corporales, el contacto de piel a piel y, a veces, al compartir sábanas o ropa que han estado cerca de los genitales.

Las personas sexualmente activas deben someterse a exámenes de detección periódicos. La detección y el tratamiento tempranos pueden evitar que las ITS se transmitan y causen complicaciones, algunas de las cuales pueden ser peligrosas o mortales.

Siga cuidadosamente las instrucciones de un médico. En muchos casos, un tratamiento eficaz puede suprimir o curar la infección.

none:  drogas urología - nefrología copd