Qué saber sobre la hipoproteinemia

La hipoproteinemia es una afección en la que una persona tiene niveles muy bajos de proteínas en la sangre.

Las proteínas son esenciales para todas las partes del cuerpo humano. Los huesos, músculos, piel y casi todos los órganos o tejidos vitales los contienen.

El cuerpo necesita proteínas para funcionar y sobrevivir y debe obtenerlas a través de los alimentos. Sin embargo, el cuerpo no puede almacenar proteínas a largo plazo para uso futuro, por lo que las personas necesitan consumir suficientes proteínas todos los días para asegurarse de que el cuerpo obtenga suficiente para funcionar correctamente.

La hipoproteinemia es poco común en los países desarrollados, donde la mayoría de las personas sigue una dieta bien equilibrada. Sin embargo, las personas que tienen ciertas condiciones de salud o dietas que carecen de proteínas pueden desarrollar la condición.

En este artículo, explicamos los síntomas, las causas y los tratamientos para la hipoproteinemia, así como también cómo controlar la ingesta de proteínas.

Síntomas


Una persona con hipoproteinemia puede experimentar debilidad y fatiga.

Los síntomas de la hipoproteinemia varían y pueden variar de leves a graves. Incluyen:

  • fatiga y debilidad
  • infecciones virales o bacterianas recurrentes
  • adelgazamiento, rotura del cabello
  • cabello que se cae
  • uñas quebradizas y piel seca
  • cambios de humor e irritabilidad
  • antojos de alimentos ricos en proteínas

Estos síntomas también pueden ser signos de otros problemas de salud, como anemia por deficiencia de hierro o problemas con el sistema inmunológico. Solo es posible identificar la hipoproteinemia mediante pruebas médicas.

Aquí, aprenda sobre las funciones de las proteínas en el cuerpo y por qué es tan importante.

Causas

Las condiciones de salud que afectan la digestión o la absorción y el uso de proteínas de los alimentos suelen ser la causa de la hipoproteinemia.

Limitar la ingesta de alimentos o seguir dietas muy restrictivas también puede provocar una escasez de proteínas en el cuerpo.

Desnutrición y subalimentación

La hipoproteinemia puede relacionarse directamente con la dieta de una persona, especialmente si una persona no come suficientes calorías o evita ciertos grupos de alimentos.

La hipoproteinemia relacionada con la dieta puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Si una persona tiene ingresos insuficientes para comprar alimentos y no consume suficientes calorías de las proteínas.
  • Durante el embarazo, las mujeres necesitan mucha más proteína de lo normal para el desarrollo del feto. Aquellos que no pueden comer suficientes calorías de fuentes de proteínas debido a náuseas y vómitos extremos tienen un alto riesgo de hipoproteinemia.
  • Una persona tiene un trastorno alimentario, como anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Estos a menudo dan como resultado una dieta que no proporciona suficientes proteínas.
  • Las personas que siguen una dieta restrictiva, como una que elimina casi todas las fuentes de proteínas vegetales y animales, pueden tener riesgo de hipoproteinemia.

Trastornos del hígado

El hígado juega un papel clave en el procesamiento de proteínas en el cuerpo.

Si el hígado no funciona completamente, es posible que el cuerpo no pueda obtener suficientes proteínas para llevar a cabo sus funciones vitales. Esto puede ocurrir en personas con una variedad de trastornos hepáticos, como hepatitis o cirrosis.

Problemas de riñon

Los riñones ayudan a filtrar los productos de desecho de la sangre a la orina. Cuando funcionan correctamente, los riñones permiten que las proteínas permanezcan en el torrente sanguíneo.

Sin embargo, cuando los riñones están dañados o no funcionan completamente, pueden filtrar proteínas a la orina.

Esto puede ocurrir en personas que tienen hipertensión (presión arterial alta), diabetes y ciertas enfermedades renales. Como resultado, una persona puede tener una combinación de hipoproteinemia y proteinuria (proteína en la orina).

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca por error las células del cuerpo en el intestino delgado.

Esta reacción ocurre cuando una persona ingiere alimentos que contienen gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada.

El daño autoinmunitario del intestino delgado puede provocar una reducción de la absorción de muchos nutrientes, incluida la proteína.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Algunas formas de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) provocan inflamación en el intestino delgado. Aquí es donde el cuerpo descompone muchos nutrientes esenciales y los absorbe.

El daño al intestino delgado puede provocar diferentes deficiencias de nutrientes, incluida la hipoproteinemia.

Diagnóstico

Un análisis de sangre puede revelar si una persona tiene suficiente proteína en el cuerpo.

Un médico puede realizar una serie de análisis de sangre conocidos como proporción de proteína total, albúmina y albúmina / globulina (A / G). La albúmina y la globulina son dos proteínas que produce el hígado.

Esta prueba puede revelar si los niveles de proteína total son bajos y si las proteínas de albúmina y globulina están en niveles óptimos.

Si estas dos proteínas están desequilibradas, puede indicar un problema médico, como un trastorno hepático, una enfermedad renal o una afección autoinmune.

Tratos

Un médico adaptará el tratamiento directamente a la causa de la baja proteína. El tratamiento también puede variar según la dieta, el estado de salud, la edad y el historial médico de una persona.

Es posible que un médico deba realizar un historial médico completo, un examen físico y pruebas de diagnóstico para determinar la causa de la hipoproteinemia. Un médico elaborará un plan de tratamiento después de identificar la causa.

Los ejemplos de tratamientos incluyen:

  • Es posible que una persona con un trastorno alimentario necesite recibir tratamiento, que puede incluir psicoterapia. Posteriormente, pueden trabajar para mantener una dieta saludable y equilibrada que incluya suficientes proteínas.
  • Una persona con enfermedad celíaca deberá seguir una dieta sin gluten. Esto mejorará la absorción de nutrientes por el intestino delgado, incluidas las proteínas.
  • Los trastornos hepáticos y renales a menudo requieren un tratamiento médico extenso y un control adicional, con un seguimiento regular por parte de un médico.
  • Las mujeres embarazadas con náuseas y vómitos extremos pueden necesitar tratamiento para aliviar sus síntomas. Esto puede ayudarlos a consumir suficientes calorías y proteínas para el desarrollo saludable de su bebé.

Ingesta de proteínas recomendada

Llevar una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en proteínas permitirá a la mayoría de las personas obtener las proteínas que necesitan.

Las Guías Alimentarias para Estadounidenses 2015-2020 establecen que, en promedio, la mayoría de las personas en los Estados Unidos se encuentran dentro del rango recomendado de ingesta total de proteínas, según los resultados de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) de 2007-2010.

En la mayoría de los casos, estar ligeramente por debajo del requerimiento diario de proteínas por un período corto de tiempo no causará hipoproteinemia severa o duradera.

La cantidad diaria recomendada (RDA) de proteína es de 0,8 gramos (g) por kilogramo o 0,36 g por libra de peso corporal por día.

Para calcular cuánta proteína necesita una persona cada día, puede multiplicar su peso corporal en libras por 0,36.

Al menos el 10% de las calorías diarias deben provenir de proteínas. Las personas que son muy activas, están embarazadas o están tratando de desarrollar masa muscular pueden necesitar más de estas cantidades recomendadas.

Elegir las proteínas adecuadas

Las proteínas están formadas por aminoácidos, que son los componentes básicos de los tejidos. El cuerpo necesita muchos aminoácidos diferentes para cumplir con sus diversas funciones.

Las proteínas animales ofrecen proteínas "completas". Los ejemplos incluyen carne, pescado, huevos y aves. La soja, una proteína de origen vegetal, también es una fuente de proteína completa.

Estos alimentos contienen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita.

Proteínas vegetales

Muchas proteínas de origen vegetal, incluidas las nueces, las semillas y los frijoles, ofrecen solo algunos de los aminoácidos esenciales necesarios.

Las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana deben asegurarse de obtener todos los aminoácidos que necesitan al comer una variedad de alimentos proteicos saludables de origen vegetal todos los días.

Lea acerca de las 15 mejores fuentes vegetales de proteínas.

Proteínas animales

Aunque las proteínas animales contienen todos los aminoácidos esenciales en proporciones adecuadas, muchas de ellas pueden afectar negativamente a la salud. Por ejemplo, la carne roja a menudo contiene altas cantidades de grasas saturadas y calorías.

El pescado puede contener mercurio u otros contaminantes, por lo que los niños o las mujeres embarazadas deben evitar el pescado con alto contenido de mercurio.

En general, comer cantidades moderadas de carne magra, aves y pescado es la forma más eficaz de consumir una variedad de proteínas completas.

¿Cuál es el mejor?

El consumo de una variedad de proteínas de origen animal y vegetal suele ser la mejor manera de evitar el desarrollo de hipoproteinemia.Aunque la mayoría de los alimentos de origen vegetal no son proteínas completas, ofrecen fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a combatir las enfermedades.

En lugar de concentrarse en cualquier tipo de proteína, consumir una dieta variada es la mejor manera de gozar de buena salud.

Quitar

La hipoproteinemia a menudo requiere atención médica debido a su variedad de causas complicadas.

La perspectiva a largo plazo depende de la causa de la deficiencia de proteínas.

Es posible tratar y curar la hipoproteinemia siempre que una persona reciba el tratamiento médico correcto y siga una dieta equilibrada que incluya suficientes proteínas de diversas fuentes.

Q:

¿Qué carnes contienen la mayor cantidad de proteínas pero tienen el perfil nutricional general más saludable?

A:

Todas las carnes, como pollo, ternera, cerdo y cordero, así como el pescado, contienen suficientes proteínas para que una persona consuma la ingesta diaria recomendada de proteínas. La carne de res y el pollo suelen tener una mayor cantidad de proteínas.

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, el pollo y el pescado son las opciones más saludables porque las carnes rojas, como la res, el cerdo y el cordero, contienen más grasas saturadas, que pueden aumentar el colesterol y empeorar las enfermedades cardíacas.

Es bueno elegir cortes de carne magra y eliminar el exceso de grasa antes de cocinar. Trate de evitar las carnes procesadas, como el tocino, el salami, las salchichas y la carne seca.

Kevin Martínez, M.D.Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.
none:  alcohol - adicción - drogas ilegales endocrinología cáncer de cuello uterino - vacuna contra el virus del papiloma humano